domingo, 14 de enero de 2018

INQUEBRANTABLE 5 Final de Temporada


Luego de beberse dos botellas de ron, ambos no estaban en condicones de manejar el  carro así que se quedaron en una de las habitaciones que tiene el bar en la parte de atrás que funciona como hotel de alta rotación.



–Marico que pea, estoy mal.

–Teodoro tu papá me va a matar.

–Antes que te mate me coges.

–Yo no puedo ni quitarme la ropa como pretendes que te coja carajito.

–El guevo lo tienes parado, mira eso, marico el acohol te pone quesúo, yo te desnudo



Ambos cayeron en la cama y mientras Teodoro intentaba quitarle el panatalón se besaban.

–Es la primera vez que voy a tirar borracho padrino.

–La última vez que tiré borracho me dijeron mala cama, así que no te garantizo un buen sexo mariquito jejeje.

–Lo que me importa es que lo tengas bien duro y mira como lo tienes.

Se lo metió en la boca y comenzó a jugar con su lengua, dejaba que la saliva corriera por el pene mientras movía su mano y mamaba. Terminó de quitarle el pantalón y se quitó el suyo, escupió una gran cantidad de saliva en su mano y la pasó entre sus nalgas para luego sentarse en el pene grueso y duro de su padrino.



Poco a poco se lo iba introduciendo mientras que Victor repetía una y otra vez que eso no estaba bien. Teodoro le dio una fuerte cachetada. –¡Cállate coño! Disfruta de este culo.

Terminó de sentarse sobre el pene, se agarró del cuello de Victor y comenzó a subir y bajar sus caderas. Empezó a gritar, Victor se le escuchaba a lo lejos decir, –¡que vaina más buena, que rico ese culo! –Lo repetía una y otra vez.

Teodoro se bajó y comenzó a mamar el pene, se colocó sobre su padrino poniéndo sus nalgas en la cara de Victor que comenzó  a chupar el culo de su ahijado.



–Méteme los dedos. –Victor lo hizo, Teodoro comenzó a chupar los testículos y metérselos en la boca para luego bajar al perineo y lamer, rozando el ano y regresando al pene y seguir mamando.

–Anda párate, muévete y cógeme en cuatro.

–Todo me da vueltas.

–No seas flojo, méteme ese guevo tú.

Victor perdió erección y Teodoro comenzó a mamarlo para volverlo a poner rígido. Se colocó y Victor comenzó a penetrarlo.

Así estuvo un buen rato, le daba suave y a ratos comenzaba a empujar con fuerza sosteniendo al muchacho por las caderas. Tedoro se masturbaba mientras su otra mano tocaba el pene de Victor metido en su culo e intentaba inttroducir uno de sus dedos.

–Todavía no acabo, borracho tardo en acabar. –Teodoro se tiró en la cama boca arriba y levantó las piernas.

–Cógeme padrino, dame duro.

Victor le levantó las caderas y lo penetró para luego hacerle caso a su ahijado y moverse con fuerza.

–Échame esa leche encima padrino.

Victor sacó su pene y comenzó a masturbarse, el chico hacía lo mismo. Victor pegó un grito y el semen comenzó a salir como si orinara, no salió presión pero si abundante, salía sin dificultad. Victor se desvaneció luego de acabar.

–Marico, este se desmayó. Verga mira ese lechero uf. –Teo pasaba su mano por el charco de semen que quedó en su abdómen y lo probaba.



Se levantó para ducharse en el diminuto baño. La ducha estaba pegada de la poceta así que mojaría todo el baño.



Salió del baño y vio el reloj. –Verga las cuatro de la mañana hora y media para dormir, tengo clases. –Vio a su padrino desnudo tirado en la cama roncando.

–Pobrecito, ya está viejito, pero igual sigue tirando muy bien, tremenda acabada que se lanzó, criminal.

Colocó la alarma a las 5:30 y se acostó.





Luego de levantar a su tío a empujones y vestirse a toda prisa, llegaban a la casa de Teodoro a las 6:15 de la mañana.

–Qué dolor de cabeza tengo.

–Claro si bebiste como un desgraciado.

–Y tú estás sanito.

–Las ventajas de la juventud padrino, tengo 15 años.

–Si, pero como sigas bebiendo así, a los 25 años tendrás un hígado vuelto mierda.

–Yo no bebo siempre.

–¿Ah no? pero ayer te conocía medio bar.

–jajaja si pues, he bebido y tirado con ellos. Tranquilo, con esa gente usé condón.

–Yo le dije a tu papá que te quedabas conmigo, no le digas que bebimos.

Teodoro se le acercó a Victor y le dio un beso en la boca. –Tranquilo padrino, esto queda entre tú y yo.

–Dale, cuídate, hablamos más tarde.



Teodoro entraba a la casa y en la cocina estaba Ricardo tomando un café y revisando las noticias en su tablet.

–¿Qué haces llegando a esta hora? ¿tú no tienes clases ahora?

–Hola papá, buenos días, estaba con Victor en su casa.

–Hueles a alcohol ¿Tú estabas bebiendo carajito?

–Noooo, no, bueno, probé ron, un poco, que me dio mi padrino.

–Hueles rarisimo aparte de que hueles a borracho, ve a bañarte rápido que te llevo yo al colegio.



Ya en el carro, ambos estaban callados escuchando la radio cuando de pronto Ricardo le baja el volumen.

–¿Teo tu ya te estrenaste en el sexo? ¿Ya has tirado con alguna carajita del colegio? Vicor te prestó su apartamento para cogerte a una niña ahí?

–¿Qué estás diciendo papá? Noooo, noo, yo todavía nada…no…soy virgen.

–¿Seguro? Yo no me pongo bravo, es más te regalo las cajas de condones.

–Tranquilo papá cuando comience te aviso.

Hubo una pausa de varios segundos.



–¿Tú no serás marico, no? no me eches esa vaina, mira que me voy a lanzar a Goberandor y mis enemigos me van a buscar por donde cojeo. Suficiente con que tu padrino sea maricón, pero tú no. Te digo una vaina, si tu padrino se propasa contigo, te mete mano, quiere cogerte me dices y le entro a coñazos. Los maricos son pervertidos y se cogen todo lo que se mueve sea niños, adolescentes, viejos, son medio desviados.

–¿Y el padrino es así? Yo lo veo muy normal.

–Tú pilas y me avisas.

–No soy gay papá, tranquilo.

–Ok, este fin nos vamos a la playa los tres si quieres le dices a Lucas o a quien quieras.

–Dale papá, chao.

–Te busca tu mamá.

–¿Papá no crees que ya estoy grande para que me esté buscando Rebeca? Yo me voy solo, ah y ve pensando en comprarme un carro. Chao.





Durante el día se ocuparon de tramitar el entierro de Yolanda la madre de  Rebeca que ya habían entregado el cuerpo luego de la autopsia. Fue un funeral y entierro íntimo y breve poca gente se enteró para evitar levantar una ola de chismes ahora que Ricardo iba a ser candidato a la Gobernación del estado.



El sábado se fueron los tres al apartamento de la playa que tenía Ricardo,  a nombre de Victor que no pudo ir por compromisos laborales.



–<Que tostón estar aquí en la playa, lástima que no pudiste venir, me da fastidio compartir con estos dos, sobre todo Rebeca>

–<Ay amigo disculpa es que este paseo ya estaba planificado, marico tu mamá te va a ver el tatuaje>

–Jajaja eso es lo que me tiene feliz en este aburrimiento cuando lo vea quiero verle la cara>

–<Me tienes que contar, estás quemao marico>

–<De bolas que te cuento bicho, un beso cuídate>



–Me mandó un beso y me dijo cuídate, eso si es raro, ¿será que si le gusto, me quiere?  Ay Por favor, que así sea. -Decía Lucas mientras guardaba unas cosas en su mochila para llevar al paseo.



–<Buenos días ahijado, Dios te bendiga, espero que la estes pasando bien en la playa, acuérdate que el lunes buscamos tus exámenes>

–<Buenos días padrino, gracias, mejor hubiera sido que vinieras y me cogieras aquí en la playa. Claro padrino el lunes vamos a buscar eso. Te quiero.>



–¿Este carajito poniendo te quiero? Algo le pasa…¿será que se está enamorando de mi? No por Dios, eso no, no, no, no que va…



Llegaron al apartamento, acomodaron las cosas que trajeron, ropa y comida y Teodoro se puso a revisar el apartamento que no lo conocía.

–Está muy bien este apartaco, ¿es de Victor?

–Si.

–Si de Victor por un chanchullo de tu papi.

–Cállate la boca Rebeca.

–¿Qué importa si es con chanchullo, disfrútalo no seas envidiosa.

–Si este carajito va a empezar desde ya, me regreso a casa.

–Mi papá y yo podemos resolver solos,  a seis cuadras está el terminal pasamos por ahí.

–TEEEEOOOO.

–Vámonos a la playa de una.



Ya instalados en la playa, Ricardo de una vez solicitó un servicio de cervezas y refresco  y luego pedirían la comida.

–¿Tú trajiste bronceador?

–Ya veo que no trajiste el tuyo, no sé para que se te compran las cosas.

–¿Dónde está el tuyo?

–Ahí en el bolso y no te vayas a echar como si le echaras a una ballena.

–No, me los vas a echar tú en la espalda querida mamá.



Se sentó en la tumbona de Rebeca dándole la espalda.

–Quítate la franela pues.

–Lo que tú ordenes mamá. –Se quitó la franela lentamente hasta dejar al descubierto el tatuaje.

<<Mi mamá es una puta>>

Rebeca se levantó de la tumbona y Teodoro se cayó en la arena riéndose.

La actriz se le fue encima al muchacho dándole golpes sin parar.

–¡Desgraciado, imbécil, animal ¿cómo te atreves carajito de mierda?!

–YA, YA, YA ¿QUE PASA?

La gente volteó a ver a los tres, Rebeca estaba histérica lanzando golpes, Teodoro se tapaba pero no dejaba de reirse.

–¡YA BASTA! ¿QUE COÑO PASA REBECA?

–!Que te diga la basura de tu hijo lo que pasa, anda, voltéate y muéstrale la porquería esa que te pusiste VOLTEAAAAA!

–Ya, ya mamá, calma, no grites que toda la playa no tiene que enterase. -Teodoro se volteó y Ricardo leyó, se sorprendió al leerlo pero tuvo que aguantar las ganas de reir, pero luego reaccióno y volteó a su hijo.

–¿En qué coño estabas pensando cuando hiciste esa mierda? Además ¿cómo te hiciste eso? Eres menor de edad.

–Un pana me ayudó.

–¿Un pana? O sea que te hace eso un pana, a ver si eso se te infecta y hay que cortarte el brazo.

–No papá, es un profesional.

Rebeca estaba sentada en la tumbona con su cabeza apoyada en las manos

–ESA MIERDA TE LA BORRAS MAÑANA MISMO.

–NO JODA RICARDO ESA MIERDA ME COSTÓ UN BILLETE, NO ME LO VOY A QUITAR Y BILLETE TUYO.

-¿Cuánto costó esa vaina? Voy a cerrar ese local.

–400 mil.



–Ricardo me quiero ir de aquí o que este se ponga la franela.

–¡Estás como loca! Yo me quedo así sin camisa.

–Pues yo me voy Ricardo.

–Vete pal coño igual vas a seguir siendo UNA PUUUTAAA.

Una fuerte cachetada tumbó al piso a Teodoro. La recibió de su padre.

–A tu madre no la tratas así, la respetas.

–¿Eso me lo estás diciendo tú que le caes a coñazos a cada rato?

–Bueno, en eso tiene razón el tarado este. Yo me voy.

–¡Aquí no se va nadie!

–Quédense ustedes apoyándose mutuamente, tú pegándole y ella feliz de recibir coñaza.

Ricardo fue a lanzarle un golpe al muchacho pero este lo detuvo.

–Que sea la última vez que me pones una mano encima, tú no eres…

–TEODOROOOOOO. –Gritó Rebeca.

–No eres quién para golpearme, aunque seas mi padre, yo no soy Rebeca que me voy a dejar.



Teodoro cogió sus cosas y se fue de la playa.

–¡Ya! Se acabó el show, sigan con sus vidas. –Le gritó Teodoro a la gente mientras se iba de la playa.



–<Padrino, ¿me puedes buscar? Me peleé con Ricardo y Rebeca>

–<Coño…dame un chance, estoy con un problemón en la oficina, dame 20 minutos y salgo>

–<Te espero en Burger Bistró>





–No debí pegarle a mi hijo.

–¿Ah no? yo si merezco cada golpe que me das.

–Bueno es que tu tienes un historial…

–Ricardo se tatuó “mi mamá es una puta” en la espalda, se merece una coñaza.

–Rebeldías de muchacho, tú no has sido una buena madre, no, ya va, no has sido una madre. ¿Y cómo se va a ir para la casa? Le puede pasar algo?

–Ay por favor Ricardo, ese niño es más pilas que tú y que yo, te detuvo el golpe y si fue capaz de matar a un chico del colegio…

Ricardo la cogió del pelo. –No vuelvas a repetir esa vaina más nunca en tu vida, eso fue un accidente ¿entendido?

–Si, si.



Ricardo llamó a su hijo al celular.

–<Teo mi amor ¿dónde estás?>

–<Esperando a mi padrino que me viene a buscar>

–<¿Pero dónde estás? Quédate con nosotros, perdóname el golpe campeón>

–<Te perdono, pero me voy con mi padrino, nos vemos en la casa mañana, disfruten ustedes solos ahí>.



Llamó ahora a Victor.

–<Epa compadre, ya se que vas a buscar a Teo por favor lo llevas a casa>

–<Tranquilo, que se va derechito>

–<Otra cosa, mosca con convertir a mi hijo en un maricón, que yo no me entere que estás metiéndole vainas locas en la cabeza y me salga como tú>

–<¿Que guevonada me estás diciendo? ¿Tú te estás oyendo?>

–<Yo solo te advierto, como me salga marico te entro a coñazos>

–<Ricardo, si tu hijo es marico, no va a ser por mi, ya es marico desde que nació>

–<Pero tu eres una mala influencia>

–<Eso no lo pensaste cuando me escogiste de padrino>

–<Estás advertido, mosca una vaina. Tengo que reunirme contigo, te explico luego, viene lo de mi candidatura>.

sábado, 13 de enero de 2018

INQUEBRANTABLE 5. Capítulo 13


–Rebeca, Lucas se queda hoy en mi casa.

–¿Y a mi que me dices?, puedes hacer lo que te de la gana, dile a tu papá.

–Es verdad, tú eres un cero a la izquierda en esta casa, yo le escribo a Ricardo.



Ya en el cuarto de Teodoro, Lucas nuevamente le reclamaba a su amigo su actitud con el chofer, que si bien lo puso nervioso, nunca le dijo a Teodoro que no quería hacer lo que le proponía. Teodoro volvió a vacilarse a Lucas dejándolo con la palabra en la boca.

–Vamos a ducharnos, hoy quiero chuparte el culo.

Entraron a la ducha y Teodoro le dijo a su amigo que le hiciera el sexo oral.

–Bájate y me lo mamas un rato.

Lucas se arrodilló, mientras mamaba le caía el agua en la cabeza, con una mano sostenía el pene y la otra le tocaba las nalgas. Se lo sacaba de la boca y le pasaba la lengua al glande mientras retraía el prepucio con la mano.



Salieron del baño desnudos y se tumbaron en la cama.

–Ponte en cuatro y ábrete las nalgas. –Buscó su celular y se tomó fotos lamiendo el ano de Lucas.

Se levantó y fue a su mesita de noche , buscó un condón.

–¿Para que te vas a poner eso?

–He tirado con un gentío, no vaya a ser que me hayan pegado algo y te lo pegue a ti, tranquilo, vas a disfrutar igual, tiene ese hueco cerradito.

Se puso el condón, Lucas quedó pensativo luego de la excusa de Teodoro para usar condón.

–Ábreme las nalgas bien que voy a tomar una foto metiéndotelo.

–¿Para qué? ¿a quién le estas enviadndo esas fotos? Ten cuidaddo y sale mi cara.

–Sale tu culo, no creo que te reconozcan por ahí.

–<Así quiero que me claves. Tu manejando y yo sobre ti> -Le enviaba la primera foto a Julio, el chofer.

–<¿Te gusta chupar culo así?> -Le envió otra.



Julio se quedaba en casa de los Sucre como cada semana, estaba en su pequeña habitación acostado cuando tomó su celular para ver quien le escribía.

–<<Teodoro>>

–Este carajito es un loco. –Vio la foto de las nalgas de Lucas y el ano blancos y sin vellos penetrado por Teodoro. Lo excitó.

–<Deja de enviarme estas cosas por favor>



Teodoro terminó de penetrar a Lucas que apretaba las sábanas, tenía la cabeza apoyada del colchón.

El chico sacaba el pene casi por completo y volvía a meterlo despacio, para luego dar varios empujones, cuando lo sacaba, volvió a tomar fotos y se las enviaba a Julio.

El chofer se tocaba por encima del bóxer mientras leía  un mensaje de su esposa.

–<Mi amor te extraño en la cama, el bebé ya duerme, hoy preguntó por ti, te amo>.

–<Te amo mi amor, mañana estoy allá con ustedes>

Dejó el celular, su pene estaba erecto, tragó saliva. –¡Qué bolas esto! ¿le escribo? No, va a pensar que quiero…no.

–<Manda otra>

Teodoro estaba concentrado moviéndose aferrado a las caderas de su amigo cuando escuchó el celular.

–Maaaarico, este ya cayó ¡Yo sabía! Quiere otra foto el perro.

–<Ya estamos durmiendo> -Le puso el chico.

–Túmbate en la cama de lado para cogerte así.

Lucas se acostó de lado y levantó la pierna mientras Teodoro volvía a penetrarlo.

–Me está doliendo el culo, me arde.

–Aguanta que todavía no acabo.

–Me arde de pana, sácalo.

–¡Ya va coño! Me falta. -Teodoro comenzó a darle más rápido y Lucas se quejaba, no lo estaba disfrutando. Se separó de su amigo que siguió moviéndose. Dentró de él sentía como si le quemaran, era el condón que le irritaba las mucosas. Teodoro se quitó el condón y comenzó a mastubarse. –Mámalo.



Teodoro le puso las manos en la cabeza y empujó apretándolo hacia él mientras estaba a punto de venirse, cuando ya lo sentía soltó y Lucas se apartó. Los chorros salieron disparados con fuerza mientras Teodoro se retorcía.

Lucas lo veía y se sonreía, le gustaba  ver a su amigo disfrutar del sexo con él. Se quedaron dormidos.

_______



Victor se levantaba temprano para irse al laboratorio a sacarse el examen confirmatorio de VIH, estaba nervioso, le escribió a Teodoro.

–No sé que hago escribiéndole a un carajito de 15 años, coño ¿no tienes un pana que le cuentes tus vainas? Ricardo, pero es un idiota. Se nota que no es hijo de él.

–<Hola carajito, voy rumbo a sacarme el examen>.

–<Ok, avísame cualquier cosa, si quieres verme ya sabes donde ubicarme>





Victor llegó al laboratorio muy ansioso y con nervios, esperó su turno para sacarse la sangre.

Mientras estaba sentado pasó por su cabeza todo lo que había pasado en los últimos 15 años. La confesión a Ricardo de que está enamorado de él, su despedida de soltero, la boda, el cura, Carlos, su esposa, el sexo con su ahijado y cerraba con las terrribles tres letras que le taladraban la cabeza; el VIH.

–Pase. -Le dijo la recepcionista



–Usted sabe de que va este examen ¿cierto?

–Si, para confirmar si tengo…eso…vih.

–No lo quiero asustar, pero vaya preparado, este examen casi siempre confirma lo que dice el Elisa, aunque también da falsos positivos, por eso se manda a hacer este el Western-Blot.

–No me está ayudando con lo que me está diciendo.

–Disculpe que sea tan cruda, es que a veces la gente viene con unas expectativas y bueno…

–¿Cuánto tiempo tarda?

–3 días hábiles. Los viene a recoger aquí mismo. En el caso que sea positivo el médico hablará con usted.





Tres días después…



<<Se fue del país huyendo de la inseguridad, vino al país por vacaciones y consiguió la muerte.

La mujer hallada sin vida con tres heridas ocasionadas con un arma punzopenetrante era la hermana del actor conocido como Catire quien la encontró tumbada en el piso bajo un charco de sangre. No se descarta ninguna hipótesis pero todo hace pensar que fue un crimen pasional. Se reaviva en la memoria colectiva el famoso caso de la empresaria que aseinó a la amante de su esposo que casualmente es el actor>>



Así titulaba el periódico amarillista Investigador Nacional, la muerte de la supuesta amante de Catire que resultó ser la hermana de este.



Ese mismo día, temprano en la mañana, en otra parte de la ciudad, ardía en llamas el penal femenino, en una encerrona sin precedentes, todo se juntó para que la mayoría de las presas estuvieran dentro de las torres que se incendiaron de manera simultánea.



De una población de 800 personas, 700 reclusas y 100 empleados, sobrevievieron 60 personas, la mayoría reclusas.



Luego de varias horas del suceso, Yolanda se acerca al penal en ruinas y todo negro por el humo, la zona estaba acordonada. Miraba la escena y se reía, feliz por el buen plan ejecutado. Todavía habían policias buscando evidencias.

Ela se acercó a lo que quedaba del penal y entró sin ser vista.



–Murieron mujeres valiosas pero habría que sacrificar a varias para matar a las basuras del lugar. -Salió del sitio con cuidado que no la vieran.



–Yo estoy casi seguro que mi esposa, sí, mi esposa es la asesina de mi hermana, el retrato hablado es parecido a ella y bueno, estuvo presa por matar a una amiga mia.

–¿Quiere hacer una denuncia formal?

–Si, estoy dispuesto. –Catire estaba con su abogado.



Luego de hacer varias cosas durante el día luego de visitar el penal después del incendio, regresaba a su casa. Aún vacía pero con una cama, nevera y cocina. Llegó a la habitación y la esperaban tres mujeres, sus excompañeras de cárcel.

–Hola ancianita ¿pensabas que nos habías achicharrado en el incendio? Pues no, somos como las cucarachas, resistimos de todo mami.

–¿Qué quieren? –Yolanda estaba nerviosa, en ese momento suena el timbre.

Una de las mujeres agarra a Yolanda y le pone el chuzo en el cuello.

–Vas  apreguntar quien es y no quiero payasadas viejita porque te hago cirugia sin anestesia.

–¿Quién?

–La policiía, venimos por la señora Yoalnda, con una orden de captura.

La mujer le apretó más el chuzo y las manos por detrás.

–Vas a abrir y nos apartamos de la puerta, ustedes detrás de mi.



La policia terminó de abrrir la puerta y se encontró con las cuatro mujeres, desenfundaron las armas.

–Quédense quietas y suelten las armas.

–Si policía, como si no sé que me vas a vaciar la pistola cuando suelte el chuzo, maldito, déjenos salir con la vieja.

–Arrojen los chuzos al piso y nadie saldrá herida.

Unos pocos minutos sin deponer las armas y la mujer que sostenía  a Yolanda le atravesó el cuello con el chuzo haciendo que se desangrara. Las tres armas de los policías disparaban sobre los cuerpos de las tres reclusas fugadas. Yolanda en el piso convulsionando mientras se desangraba sin que se pudiera hacer nada.



________



Victor llegaba al laboratorio para retirar el examen, lo acompañaba Teodoro.

–Deja la angustia mi pana, de nada sirve que te pongas así, todavía no sabes el resultado y ya eres una mata de nervios.

–Señor Landaeta, el doctor lo espera en su oficina, pase. No, no puedes entrar solo él

–¿Qué? Estás como loca yo entro.

–Déjelo pasar, es mi sobrino.



–¿Si entramos con este pana es que si tienes VIH?

–Si…-Victor se le quebraba la voz, imaginarse que su ahijado también podría tener vih lo estaba matando.

–Maaaarico que fuerte que te llamen sin darte el sobre, que rudo.



El médico le explicó lo que debía hacer a partir de ahora, de momento relizarse otros exámenes, en este caso la Carga Viral y el conteo de células CD4 y a partir de ese momento definir su tratamiento mensual, esquema de alimentación, ejercicios y vida sana.



–Doctor es probable que yo también tenga vih, me puedo hacer el confirmatorio de una vez pa salir de dudas.

–A ver, ¿qué edad tienes tú? ¿ya eres sexualmente activo? ¿no usaste proteccion?

–Tiré con mi padrino

Victor se puso pálido y sintió un leve mareo y comenzó a sudar frío.

–Vaya…wao…no sé que decir.

–Dígame si me hago el western Blot ese de una y salimos de dudas.

–Necesito una autorización de tus padres.

–Hágalo doctor, yo me hago responsable por él, soy su padrino.

El médico se quedó petrificado, miró a ambos, bajó la mirada y pasó su mano por la frente.

–Ahora pasas para la muestra de sangre.



­–Yo me muero si tú tiene vih.

–Ya padrino, no te vas a morir un coño, deja de hablar guevonadas.

–¿Cómo le digo a tu papá que tienes vih y que yo te lo pegué?

–Sencillo, si el examen da positivo será un secreto entre ambos, nadie lo sabrá, solo tú y yo.

–Ese secreto no durará mucho tiempo oculto.

–Mientras podamos lo mantendremos oculto haremos todo bajo cuerda, no te mortifiques. Sabes que me dio morbo cuando dijiste que era tu sobrino. Pensar que me coge un tío…uf, casi se me para el guevo.

–No entiendo tu capacidad de calma ante todo este peo, no es fácil esto. Voy a terminar de pensar lo que dijiste, el que tiene 15 años soy yo.

–Asúmelo como yo. Somos putas y promiscuos, esto tarde o temprano iba a suceder. Por cierto ¿sabes quien fue el bicho que te metió el vih?

–Cristobal, es lo más seguro, un tipo con el que salí y tiré sin condón con él.

–Llámalo.

–Está muerto.

–Una preocupación menos. Vámonos a beber padrino, vamos a volvernos mierda.

–Tu no puedes beber, eres menor.

–¿Me coge mi padrino y me vas a decir que no puedo beber?. No me jodas. Conozco un bar donde me dejan y conozco al encargado.

–Siento que no te conozco carajito. Eres una caja de sorpresas.

–No has visto nada bebé. Yo te guio.